Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

En EE. UU., la Ley de mejoramiento de la seguridad en bienes de consumo (CPSIA) de 2008 introdujo un conjunto de cambios reglamentarios para fabricantes, importadores, etiquetadores privados y distribuidores de bienes de consumo. Actualmente en EE. UU., determinados productos que están a la venta deben traer consigo un certificado general de conformidad, el cual certifique que las pruebas han demostrado que estos productos cumplen con las normas de seguridad correspondientes. Sin embargo, hay normas aún más estrictas para una serie de productos infantiles, entre ellas:

  • certificación y pruebas y ensayos obligatorios a cargo de terceras partes, realizados por un laboratorio acreditado
  • restricciones en el uso de plomo en materiales de base 
  • menores niveles de plomo en pinturas y revestimientos de superficies
  • límites menores o prohibiciones para ciertos ftalatos
  • una norma obligatoria para la seguridad en los juguetes (ASTM F963)

Si bien estas regulaciones de alto nivel parecen sencillas, en ellas se esconde un laberinto de complicaciones reglamentarias. La finalidad de los servicios para la CPSIA de SGS es guiarle a través de dicho laberinto, de modo que quede claro cuáles son los estándares con los que debe cumplir su negocio y cómo lograrlos. La responsabilidad de crear certificados generales de conformidad recae individualmente en los importadores y fabricantes, y se aplican importantes penalizaciones económicas a aquellos productos que no cumplan con la normativa. Por todo ello, nuestros servicios nunca han sido de tan vital importancia. Del mismo modo, es imperativo que las pruebas para certificar productos infantiles se efectúen con el más alto nivel de precisión y con el mínimo de complicaciones para los clientes, de manera que estos puedan poner sus productos en el mercado lo más rápido y fácilmente posible.

Debido al amplio alcance de las regulaciones de la CPSIA, podemos crear un programa a medida para cada cliente, a partir de sus necesidades y de las regulaciones de seguridad a las que deban adherirse.

Los servicios de SGS son dobles:

  • programas de consultoría que producen una estrategia para la CPSIA, con el apoyo de servicios de pruebas y ensayos para la CPSIA si los productos deben probarse 
  • paquetes de formación para garantizar que todo el personal, los contratantes y proveedores en la cadena de suministro sean conscientes de las buenas prácticas en el cumplimiento de las normas de la CPSIA

Tenemos reputación internacional de excelencia en ayudar a los clientes a cumplir con los estándares reglamentarios, por lo que SGS es la primera opción para aquellos clientes en todo el mundo que deseen vender sus productos en los mercados de EE. UU.