Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

La tecnología de iones metálicos móviles (Mobile Metal Ions, MMI) es una acreditada técnica de estudio geoquímico utilizada para localizar con precisión yacimientos a grandes profundidades.

Los estudios de orientación con MMI son de gran valor en todos los escenarios de exploración, pero son especialmente recomendables en áreas en las que se sabe que el material no consolidado es transportado desde su área de origen.

Antes de llevar a cabo un proyecto completo de exploración MMI™, es importante someter a prueba la aplicación de la técnica MMI para garantizar un muestreo y unos resultados óptimos. Normalmente se realiza un Estudio de Orientación adecuadamente diseñado a pequeña escala sobre un área de mineralización conocida para garantizar la fuerza de la señal. Tales estudios acreditarán la aplicabilidad de MMI en una determinada área y ayudarán a determinar los párametros de estudio óptimos, especialmente la profundidad del muestreo.

Un Estudio de Orientación MMI consta de una sección transversal simple sobre un objetivo conocido, con un denso espaciamiento del emplazamiento. Se recogen múltiples muestras de cada hoyo de muestra. Las razones principales para la realización de este estudio son las siguientes:

  • Determinar un espaciamiento del emplazamiento que sea suficientemente denso para identificar la mineralización.
  • Identificar qué elementos caracterizan la zona mineralizada.
  • Establecer la profundidad adecuada por debajo de materiales orgánicos vivos a la que se deben recoger las muestras.
  • Determinar si se ha de realizar el conjunto completo de MMI.
  • Establecer los elementos apropiados para utilizar un paquete MMI-M reducido, o si es necesario el paquete MMI completo.

Deberán seguirse las siguientes pautas para garantizar el adecuado diseño de su Estudio de Orientación:

  • Las muestras deberán ser recogidas a intervalos de entre 15 y 25 metros, y la espaciación deberá ser reducida a menos de 15 metros cuando se realice directamente sobre la zona mineralizada objetivo.
  • Las muestras deberán tomarse del centro del objetivo o más allá de éste para incluir la pared superior y la pared inferior de la mineralización o los bordes de la zona mineralizada.
  • La toma de muestras deberá extenderse como mínimo 150 metros más allá de los bordes de la zona mineralizada objeto de estudio para capturar niveles MMI de referencia.
  • Son necesarios 25 puntos de muestreo y al menos 3 deben estar sobre la zona objeto del estudio para garantizar una cobertura suficiente. 
  • Cada punto de muestreo debe obtener una sección transversal del perfil del suelo de al menos 40 cm.

La distancia final óptima entre los emplazamientos de muestreo vendrá dictada por el tipo y tamaño del depósito de mineral objeto de estudio. Por ejemplo, es probable que los depósitos de oro asentados en fallas estén menos espaciados que un depósito de cobre porfídico.

Unos procedimientos de recogida adecuados son vitales para el éxito de un Estudio de Orientación MMI. Los expertos de SGS le guiarán a través de nuestros protocolos específicos, que se basan en años de experiencia e investigación, para garantizar una adecuada recogida de muestras.

Un Estudio de Orientación MMI garantiza que el estudio geoquímico MMI completo se diseña adecuadamente, con lo que se maximizan sus probabilidades de éxito. Los datos del Estudio de Orientacíón MMI se recogen en partes por mil millones, por lo que resulta muy importante una metodología adecuada y la atención a la limpieza para garantizar datos precisos y repetibles. Cuando se realizan de forma adecuada, estos procedimientos ayudarán a garantizar la aplicabilidad y optimización del estudio MMI completo que SGS realice para usted.

SGS representa el modelo de referencia global en cuanto a precisión e integridad en procedimientos analíticos. Trabajaremos con usted para garantizar que su estudio se realiza con el nivel de excelencia necesario para obtener resultados MMI óptimos.