Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Los experimentados profesionales metalúrgicos de SGS desarrollan diagramas de flujo financiables para circuitos de extracción de minerales y metales medioambientalmente sostenibles. Estos diagramas de flujo pueden demostrarse y confirmarse en los laboratorios de SGS mediante la planta piloto.

Estos programas son formas clave de mitigar el riesgo técnico y han recibido el reconocimiento internacional de las comunidades financiera, ingeniera y minera.

Las pruebas y ensayos en la planta piloto se utilizan para demostrar y confirmar que el diagrama de flujo desarrollado a escala es viable. Las plantas piloto de SGS son únicas, en el sentido que funcionan de forma integrada, todas las operaciones de unidades trabajan para proporcionar información o productos continuos que normalmente resultan en la generación de un concentrado o metal de grado LME. También se revisan las purgas y el aumento de las impurezas. Las plantas piloto se ejecutan a varias escalas, normalmente de < 100 kg/h a > 1 tonelada/h.

Para los nuevos proyectos, el pilotado demuestra la viabilidad operativa, la "prueba de concepto", y produce muestras de mercado del producto final que pueden esperarse, con lo que se reduce el riesgo técnico. El pilotado genera también datos metalúrgicos que pueden usarse para diseñar plantas a escala completa, con lo que se reduce el riesgo de capital y el diseño.

Las operaciones existentes también pueden simularse a escala piloto para evaluar la tecnología o los equipos nuevos, evaluar el impacto de los diferentes tipos de yacimientos o solucionar problemas sin interrumpir la producción en la planta principal.

Nuestros expertos profesionales tienen los conocimientos para realizar una serie de actividades de plantas piloto:

  • Demostración de viabilidad operativa para las partes interesadas
  • Preparación de muestras a granel
  • Operación de minigranelero/planta DMS

Entre las actividades habituales que pueden realizarse durante las pruebas y ensayos piloto se incluyen:

  • Establecimiento de la viabilidad del diagrama de flujo. Esto es especialmente importante para depósitos complejos, los que utilizan tecnologías nuevas o inusuales, o bien proyectos que se encuentran en áreas de alto riesgo.  
  • Demuestre el funcionamiento integrado continuo a las partes implicadas.
  • Evalúe el impacto del suministro de agua local.
  • Desarrolle un balance de agua.
  • Cuantifique el impacto de la variabilidad del yacimiento.
  • Cree subproductos para pruebas y ensayos especializados (p. ej., evaluaciones medioambientales).
  • Genere muestras a granel para la evaluación de mercados
  • Forme a personal básico para el molino.

Las pruebas piloto son el mejor modo de:

  • Probar componentes de vital importancia de un diagrama de flujo metalúrgico.
  • Establecer la viabilidad de tecnología o equipos nuevos.
  • Verificar la capacidad de satisfacer requisitos medioambientales.
  • Minimizar el riesgo comercial, operativo, medioambiental y técnico.

Las plantas piloto pueden tener un impacto significativo en el éxito metalúrgico de su proyecto, siempre que se planifiquen bien y se operen adecuadamente. SGS cuenta con infraestructura integrada y compleja, incluida la asistencia comercial, mineralógica o analítica in situ, profesionales experimentados y un inventario de equipos integral, necesarios para proporcionarle una planta piloto eficaz. Asóciese a SGS para conseguir más confianza en su recuperación y respuesta metalúrgica.