Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

El 25 de mayo de 2018, entra en vigor, con carácter obligatorio, el Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos. Todas las actividades empresariales y / ó corporativas, con independencia de su forma jurídica o mercantil, se verán afectadas. Por lo tanto, será necesario un nuevo perfil profesional en las organizaciones, responsable de realizar este asesoramiento.

El Delegado de Protección de Datos (DPD), por tanto, es una nueva figura en España por lo cual tendrá una demanda laboral garantizada, al tratarse de una exigencia legal aplicable. Estamos en presencia de una "nueva profesión" de asesoramiento en materia de protección de datos que puede desempeñarse por personal propio de la empresa debidamente cualificado y dotado de los recursos necesarios por parte de la dirección.

 
El Delegado de Protección de Datos (DPD) es un profesional cuyas funciones se señalan en el artículo 39 del Reglamento (UE) 679/2016, y se ocupa de la aplicación de la legislación sobre privacidad y protección de datos. El DPD tendrá como mínimo las siguientes funciones:

  1. Informar y asesorar al responsable o al encargado del tratamiento y a los empleados que se ocupen del trata­miento de las obligaciones que les incumben en virtud del Reglamento y de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros.

  2. Supervisar el cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento, de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros y de las políticas del responsable o del encargado del tratamiento en materia de protección de datos personales.

  3. Supervisar la asignación de responsabilidades.

  4. Supervisar la concienciación y formación del personal que participa en las operaciones de tratamiento.

  5. Supervisar las auditorías correspondientes.

  6. Ofrecer el asesoramiento que se le solicite acerca de la evaluación de impacto relativa a la protección de datos.

  7. Supervisar su aplicación de conformidad con el artículo 35 del Reglamento.

  8. Cooperar con la autoridad de control.

  9. Actuar como punto de contacto de la autoridad de control para cuestiones relativas al tratamiento, incluida la consulta previa a que se refiere el artículo 36.

  10. Realizar consultas a la autoridad de control, en su caso, sobre cualquier otro asunto.

El DPD desempeñará sus funciones prestando la debida atención a los riesgos asociados a las operaciones de tratamiento, teniendo en cuenta la naturaleza, el alcance, el contexto y fines del tratamiento. Para ello deberá ser capaz de:

  1. Recabar información para determinar las actividades de tratamiento.

  2.  Analizar y comprobar la conformidad de las actividades de tratamiento.

  3. Informar, asesorar y emitir recomendaciones al responsable o el encargado del tratamiento.

  4. Recabar información para supervisar el registro de las operaciones de tratamiento.

  5. Asesorar en la aplicación del principio de la protección de datos por diseño y por defecto.

  6. Asesorar sobre:

    - Si se debe llevar a cabo o no una evaluación de impacto de la protección de datos.
    - Qué metodología debe seguirse al efectuar una evaluación de impacto de la protección de datos.
    - Si se debe llevar a cabo la evaluación de impacto de la protección de datos con recursos propios o con contratación externa.
    - Qué salvaguardas (incluidas medidas técnicas y organizativas) aplicar para mitigar cualquier riesgo para los derechos e intereses de los afectados.
    - Si se ha llevado a cabo correctamente o no la evaluación de impacto de la protección de datos y
    - Si sus conclusiones (si seguir adelante o no con el tratamiento y qué salvaguardas aplicar) son conformes con el Reglamento.

  7. Priorizar sus actividades y centrar sus esfuerzos en aquellas cuestiones que presenten mayores riesgos relacionados con la protección de datos.

  8. asesorar al responsable del tratamiento sobre:

    - Qué metodología emplear al llevar a cabo una evaluación de impacto de la protección de datos.
    - Qué áreas deben someterse a auditoría de protección de datos interna o externa.
    - Qué actividades de formación internas proporcionar al personal o los directores responsables de las actividades de tratamiento de datos y a qué operaciones de tratamiento dedicar más tiempo y recursos.

 

El DPD deberá reunir conocimientos especializados del Derecho y la práctica en materia de protección de datos. Se han identificado, en consecuencia, aquellos conocimientos, habilidades o destrezas necesarias que tiene que saber o poseer la persona a certificar para llevar a cabo cada una de las funciones propias del puesto de DPD.

Estas funciones genéricas del DPD se pueden concretar en tareas de asesoramiento y supervisión, entre otras, en las siguientes áreas:

  1. Cumplimiento de principios relativos al tratamiento, como los de limitación de finalidad, minimización o exacti­tud de los datos.

  2. Identificación de las bases jurídicas de los tratamientos.

  3. Valoración de compatibilidad de finalidades distintas de las que originaron la recogida inicial de los datos.

  4. Determinación de la existencia de normativa sectorial que pueda determinar condiciones de tratamiento especí­ficas distintas de las establecidas por la normativa general de protección de datos.

  5. Diseño e implantación de medidas de información a los afectados por los tratamientos de datos.

  6. Establecimiento de mecanismos de recepción y gestión de las solicitudes de ejercicio de derechos por parte de los interesados.

  7. Valoración de las solicitudes de ejercicio de derechos por parte de los interesados.

  8. Contratación de encargados de tratamiento, incluido el contenido de los contratos o actos jurídicos que regulen la relación responsable-encargado.

  9. Identificación de los instrumentos de transferencia internacional de datos adecuados a las necesidades y ca­racterísticas de la organización y de las razones que justifiquen la transferencia.

  10. Diseño e implantación de políticas de protección de datos.

  11. Auditoría de protección de datos.

  12. Establecimiento y gestión de los registros de actividades de tratamiento.

  13. Análisis de riesgo de los tratamientos realizados.

  14. Implantación de las medidas de protección de datos desde el diseño y protección de datos por defecto ade­cuadas a los riesgos y naturaleza de los tratamientos.

  15. Implantación de las medidas de seguridad adecuadas a los riesgos y naturaleza de los tratamientos.

  16. Establecimiento de procedimientos de gestión de violaciones de seguridad de los datos, incluida la evaluación del riesgo para los derechos y libertades de los afectados y los procedimientos de notificación a las autoridades de supervisión y a los afectados.

  17. Determinación de la necesidad de realización de evaluaciones de impacto sobre la protección de datos.

  18. Realización de evaluaciones de impacto sobre la protección de datos.

  19. Relaciones con las autoridades de supervisión.

  20. Implantación de programas de formación y sensibilización del personal en materia de protección de datos.

 

SGS le ofrece el Certificado de Competencias Académicas: “Delegado de Protección de Datos en el RGPD” a través de un curso de formación de 180 horas que le permitirá adquirir un conocimiento global e integral para implementar y desempeñar con eficacia todas las funciones exigidas a la figura del Delegado de Protección de Datos.

 

Pinche aquí para más información

También puede contactar con nosotros:

 

Patricia Jerez Hernández
Dirección C/ Berlín, parcela E-10 
Poligono Industrial Cabezo Beaza
30353 - Cartagena (Murcia)

Telf: +34 968 521 571 
E-mail: patriciaeloisa.jerezhernandez@sgs.com

Acerca de SGS

SGS es líder mundial en inspección, verificación, análisis y certificación. Está considerada como principal referente mundial en calidad e integridad, contamos con más de 90.000 empleados y con una red de más de 2.000 oficinas y laboratorios por todo el mundo.