Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Una planta piloto bien ejecutada y planificada mitiga y gestiona los riesgos técnicos.

Gracias a SGS, la planta piloto:

  • Dará como resultado un diagrama de flujo práctico, rentable y medioambientalmente razonable.
  • Proporcionará datos para los cálculos de costes operativos y capitales.
  • Generará un mayor valor mediante la mejora en la recuperación o ahorros de costes.
  • Ofrecerá referencias económicas para maximizar las opciones de financiación.

Las plantas piloto son mecanismos clave para comprobar las tecnologías, los diagramas de flujo, los minerales metalíferos, los productos mixtos y los relaves. Le permiten evaluar las tecnologías y procesos a pequeña escala, antes de comprometer una gran inversión de capital. Una planta piloto bien diseñada permite flexibilidad operativa. Esta flexibilidad es el punto fuerte de las operaciones piloto. Su programa incluirá margen para

  • Pruebas de variabilidad de muestras. 
  • Ajuste de determinados parámetros en los límites planificados previamente. 
  • Correcciones necesarias en la velocidad del flujo de reciclaje (como resultado de un cambio en las condiciones).

Existen variaciones en cuanto a la flexibilidad y el ámbito de las plantas piloto respecto al objetivo principal. Una planta piloto de «prueba de concepto» proporciona más flexibilidad para la optimización que una planta piloto en fase de viabilidad o demostración.

Las operaciones existentes también pueden simularse a escala piloto para evaluar la tecnología nueva, el impacto de los diferentes tipos de minerales metalíferos o solucionar problemas sin interrumpir la producción en la planta principal.

La experiencia en plantas piloto operativas de SGS no tiene rival. Proporcionamos la filosofía y los procedimientos operativos de las plantas piloto, así como todo un conjunto definitivo de protocolos relacionados con la confidencialidad, la salud, la seguridad y el medioambiente. 

Confidencialidad

SGS tiene una dilatada experiencia en pruebas a pequeña escala y plantas piloto a escala completa donde la propiedad intelectual confidencial del cliente plantea problemas. Se garantiza la confidencialidad, ya que la integridad es una pieza clave en el funcionamiento de SGS.

Salud y seguridad

La salud y la seguridad es de vital importancia para SGS. Todos los visitantes a nuestras instalaciones están vinculados por nuestras normativas de salud y de seguridad, incluidos los clientes o sus representantes. Antes de todos los programas de pruebas de plantas piloto se celebra una reunión HazOp, a la que debe asistir todo el personal que trabaja en el proyecto. Llevamos a cabo una gran variedad de actividades operativas para garantizar la salud y la seguridad en nuestro lugar de trabajo. Estos protocolos estarán en vigor en todas las operaciones.

Medioambiente

La normativa medioambiental interna de SGS insiste en que se conceda la máxima prioridad a las prácticas medioambientales sostenibles. SGS es cosignataria de la Declaración de normativa medioambiental de CIM, que fomenta las operaciones medioambientalmente sostenibles en las industrias de exploración y minería. Nuestras instalaciones disponen de sistemas para desechar residuos que cumplen por completo con las regulaciones locales. Las condiciones medioambientales in situ se supervisan detenidamente. Se definen claramente las responsabilidades para la dirección y los empleados, y la participación es obligatoria. Las normas y los procedimientos operativos se documentan y se siguen, para que se mantenga nuestra normativa.

A partir de nuestra experiencia internacional en cientos de plantas piloto industriales complejas, SGS ha desarrollado habilidades para la planificación, instrucciones operativas y objetivos eficaces. La documentación para los procedimientos garantiza un funcionamiento exitoso, un proceso oportuno y una rápida reconfiguración del circuito. En el servicio de pruebas metalúrgicas de SGS se incluyen análisis medioambientales, químicos y mineralógicos integrados. La flexibilidad y la independencia de un programa de planta piloto administrado por SGS le permite llevar a cabo unas pruebas más confidenciales, específicas y rigurosas con tecnologías de procesos rentables y la optimización del beneficio último.