Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

SGS se ha forjado la reputación de contar con el centro de pruebas metalúrgicas del oro líder en el mundo.

Nuestras décadas de experiencia nos han permitido recopilar la colección más completa de conocimientos técnicos y equipamiento para la resolución de cuestiones relacionadas con el oro refractario. 

Los problemas que se derivan del oro refractario tienen las siguientes causas:

  • encapsulación física de partículas de oro diseminadas (normalmente de tamaño inferior a unos pocos micrómetros) dentro de un mineral no reactivo e inmune a la lixiviación 
  • interferencia química por uno o varios de los componentes en el proceso de lixiviación con cianuro

Encapsulación física

Para tratar este problema, es esencial entender cómo el oro aparece en la roca (análisis de caracterización del oro). ¿El oro está solo? ¿Está rodeado o encerrado físicamente por otro mineral? ¿O se encuentra en una solución sólida sustituyendo a otro elemento? ¿Puede el oro entrar en contacto con la solución de lixiviación con cianuro? Es esencial entender estas cuestiones para optimizar la extracción de oro en el desarrollo de diagramas de flujo y en la resolución de problemas de las extracciones con bajo contenido de oro. Dependiendo de sus necesidades, podemos aprovechar la mineralogía de alta definición y proporcionarle información clave para la extracción. SGS ha desarrollado una serie de protocolos de pruebas y evaluación mineralógica que nos permiten determinar el carácter del oro refractario y el balance de masas entre el oro refractario y el oro libre en pepitas.

Una vez que se determina el comportamiento o las asociaciones texturales del oro y el balance de masas, se pueden elaborar distintas opciones de diagramas de flujo. El oro en minerales sulfurosos puede liberarse mediante oxidación usando técnicas como la tostación, la lixiviación a alta presión y temperatura o la lixiviación bacteriana. Asimismo, moler el mineral hasta un tamaño de partícula extrafino puede liberar el oro encapsulado en sulfuros. SGS cuenta con una amplia experiencia en las distintas operaciones implicadas en el procesamiento de menas de oro refractario, y en la selección del diagrama de flujo óptimo para una mena particular. Nuestra pericia en la metalurgia del oro no tiene parangón. 

Interferencia química

Hay dos mecanismos importantes mediante los cuales la recuperación de oro resulta limitada por interferencias químicas. El primero se produce cuando en la mena hay minerales que consumen cianuro u oxígeno, los dos ingredientes esenciales para la disolución eficaz del oro. En este caso, la solución más sencilla es aumentar las concentraciones de cianuro y oxígeno hasta que el componente consumidor se agote en la reacción, pero esta vía a menudo no es económicamente factible.

En la evaluación del beneficio económico del procesamiento adicional que debe realizarse para mejorar la recuperación de menas total o parcialmente refractarias, siempre es importante considerar el incremento en la recuperación de oro en comparación con la molienda y la cianurización normales, y el aumento en los costes necesarios para conseguir esa mejora. 

El segundo se produce cuando hay grafito o materiales carbonosos. En este caso, el oro se lixivia bien en la solución de cianuro pero luego los minerales carbonosos reabsorben el oro en el producto molido (pulpa). Este efecto se denomina “preg-robbing”. Los expertos de SGS identificarán la mejor solución para su mineral, ya que existen numerosos métodos entre los que elegir: 

  • El uso de cloro desactiva los materiales carbonosos bajo condiciones fuertemente oxidantes. Sin embargo, el consumo y el coste del cloro hacen su uso prohibitivo en muchos minerales. 
  • El cegamiento y la desactivación de los minerales carbonosos con un compuesto orgánico como el queroseno es una alternativa más barata que el cloro y se ha probado con numerosos minerales. Sin embargo, no suele ser un método eficaz. 
  • La oxidación a presión tampoco es una opción clara en estas situaciones, pues el material carbonoso tiene el potencial de volverse incluso más activo como absorbente del cianuro de oro después de este tratamiento. 
  • El efecto “preg-robbing” puede contrarrestarse parcialmente mediante el uso de CIL (carbono en lixiviación) en lugar de CIP (carbono en pulpa), siempre y cuando el carbono activado usado en CIL sea más activo que el material carbonoso del mineral. La velocidad de equilibrio del oro entre el material carbonoso y el carbono activado puede ser muy lenta, sin embargo, y este método no suele ser completamente satisfactorio. 
  • Las técnicas de tratamiento de minerales (gravedad, flotación, etc.) solo han conseguido ser parcialmente efectivas en la eliminación de carbono grafítico. 
  • La tostación de la mena eliminará el carbono grafítico, pero los parámetros operativos deben ser cuidadosamente elegidos para asegurar que el grafito se quema del todo y no se convierte en formas de carbono más activas.

Ventajas de la preconcentración

La otra alternativa que los expertos de SGS consideran al diseñar tratamientos para extraer oro refractario es la preconcentración de la mena de oro. Esto normalmente se hace mediante flotación de arsenopirita, pirita u otros sulfuros que contienen oro. Para ser económicamente justificable, la preconcentración debe cumplir dos condiciones. En primer lugar, la extracción del oro del concentrado debe ser lo bastante elevada como para que los relaves puedan eliminarse sin más tratamiento, y la relación de masas entre el concentrado y los relaves debe ser baja.

SGS cuenta con una amplia experiencia en la extracción de oro refractario de forma sostenible para el medioambiente. Nuestro experimentado equipo de profesionales metalúrgicos ha desarrollado diagramas de flujo financiables para multitud de proyectos. Estos diagramas de flujo han sido confirmados por programas de pruebas a pequeña escala y a escala piloto, y son internacionalmente reconocidos por los sectores de la minería, la ingeniería y las finanzas.

SGS es líder de la industria en la caracterización de oro refractario. Nos aseguramos de que obtenga un producto de calidad que satisfaga sus necesidades, desde la exploración preliminar al apoyo en la producción, así como de proporcionarle un valor interpretativo relevante.