Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Últimamente escuchamos mucho hablar sobre conducción eficiente, pero ¿En qué consiste realmente? ¿Qué finalidad tiene y qué pautas hay que seguir para conseguirla?

La conducción eficiente es un modo de conducir el vehículo cuyo objetivo es conseguir un bajo consumo de carburante al mismo tiempo que reducir la contaminación ambiental. A su vez, se obtiene un mayor confort en la conducción y una disminución en los riesgos en la carretera.

SGS, como empresa comprometida con la sociedad y con el medioambiente, potencia actividades como esta, donde comparte buenas prácticas.

Buenas prácticas para conseguir una conducción eficiente:

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y la Dirección General de Tráfico (DGT) nos ofrecen una serie de pautas para lograr una conducción eficiente, como son:

1. Utilizar bien las marchas: se recomienda, siempre que sea posible, circular en la marcha más larga posible.
2. Mantener una velocidad uniforme: acelerar y frenar de forma constante consume mucho combustible.
3. Actuar con anticipación y frenar con el motor, adaptándonos con antelación a las condiciones de la carretera.
4. Mantener una temperatura interior adecuada, sin abusar del aire acondicionado, uno de los accesorios del vehículo que más consume combustible. Así mismo, evitar abrir las ventanillas a alta velocidad, puesto que se produce una mayor resistencia al aire y un mayor consumo de combustible.
5. Equipar los neumáticos adecuados y mantener la presión correcta, dado que son los responsables de hasta el 20% del consumo de combustible del vehículo.
6. Realizar los mantenimientos correspondientes del vehículo, puesto que mantener los niveles y filtros ahorra combustible y reduce las emisiones contaminantes.
7. Evitar sobrecargar el vehículo o su incorrecta distribución, ya que incrementa el consumo.
8. Apaga el motor: un coche parado con el motor encendido consumo hasta 0,7 litros/hora. Si se está detenido más de dos minutos (si el automóvil tiene más de diez años, menos de dos minutos), hay que apagarlo, una práctica que se puede llevar a cabo de forma frecuente sin perjudicar el motor, según el IDAE.


¿Cuáles son los objetivos de aplicar estas buenas prácticas de conducción eficiente?

• Mejorar el bienestar de las personas a través de una mejora en el confort de conducción y de una disminución de la tensión, evitando así frenazos bruscos y acelerones.
• Ahorro económico de combustible.
• Reducción de las emisiones de CO2 en nuestra ciudad, mejorando así la calidad del aire que respiramos.
• Fomentar la prevención de accidentes e incrementar la seguridad vial.

En SGS estamos orgullosos de ser una empresa carbono neutral y nos hemos propuesto reducir todo lo posible la huella ambiental. Por eso, para terminar, te dejamos estos consejos que puedes aplicar para reducir aún más tu huella ambiental.

o Camina para desplazamientos cortos. ¡Da un paseo hacia un aire más limpio!
o Opta por lo próximo: las tiendas de barrio.
o Prioriza el uso del transporte público, siempre que sea posible.
o Comparte el coche para ir al trabajo.
o Evita los horarios más problemáticos en la carretera planificando tus viajes.

Si quieres sabes más sobre las iniciativas de SGS en sostenibilidad, te sugerimos que consultes nuestro informe.

ACERCA DE SGS.

SGS es líder mundial en inspección, verificación, análisis y certificación. Está considerada como principal referente mundial en calidad e integridad, contamos con más de 97.000 empleados y con una red de más de 2.600 oficinas y laboratorios por todo el mundo.