Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

En contra de los que nos podría parecer, la carga genética tiene un escaso peso en el padecimiento de enfermedades crónicas (menos del 10% como determinante de nuestra salud), siendo los hábitos y estilos de vida, junto a los factores ambientales, los determinantes de la salud más importantes.

Guillermo Soriano, de SGS

Todos llevamos sobre nuestras espaldas una herencia genética, que, en mayor o menor grado, está cargada de diferentes factores relacionados con un elevado riesgo de enfermedades crónicas tales como la diabetes, la hipertensión, las dislipemias, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, el ictus o determinados tipos de cáncer y que es lo que se ha venido a denominar nuestro genotipo.

Sin embargo, en contra de los que nos podría parecer, la carga genética tiene un escaso peso en el padecimiento de estas patologías (menos del 10% como determinante de nuestra salud), siendo los hábitos y estilos de vida, junto a los factores ambientales, los determinantes de la salud más importantes en los países desarrollados como el nuestro, suponiendo alrededor del 80% de la carga de enfermedad, y que algunos han denominado el fenotipo o más genéricamente, el exposoma.

Pero desde este blog, quiero trasladar una buena noticia, y es que un estilo de vida saludable puede contrarrestar parcialmente el componente genético del riesgo de padecimiento de las patologías crónicas mencionadas, y por ende conseguir modificar la expresión de nuestro fenotipo.

De hecho, la evidencia científica está ampliamente contrastada, y podemos afirmar con rotundidad que la adherencia a un estilo de vida saludable puede reducir considerablemente el riesgo de enfermedad crónica y reducir los años de discapacidad sobrevenida esperados, mejorando la calidad y la cantidad de nuestra esperanza de vida libre de enfermedad a pesar de haber un riesgo genético elevado en muchos casos.

Los factores medio ambientales, incluido el medio ambiente laboral o condiciones de trabajo, -en donde pasamos cerca de un tercio de nuestra vida-, así como los hábitos y estilos de vida tienen un elevado peso como determinantes de nuestra salud integral 6.0 (biológica, emocional, social, económica, intelectual y espiritual). O sea, que la sartén está en nuestras manos, y podemos dar la vuelta a la tortilla, inhibiendo nuestro genotipo y potenciando la expresión de un fenotipo saludable.

Por ello, los diferentes modelos o sistemas de gestión de empresa saludable o bienestar corporativo constituyen una herramienta muy importante para la promoción de la salud en y desde el lugar del trabajo, contribuyendo a promover organizaciones saludables y trabajadores con actitudes saludables, en definitiva, organizaciones generadoras de bienestar y salud, empresas seguras, saludables y sostenibles.

Entonces, ¿qué factores debo introducir en mi #MochilaSaludable?

En mi opinión, y basado en la evidencia disponible, no pueden faltar al menos estos 5 elementos: Tabaquismo ausente, no obesidad, guerra al sedentarismo, descanso reparador y alimentación saludable.

Aquellas personas que trabajan que tienen tres o más de estos factores en su mochila, los consideramos con un estilo de vida favorable, los que tienen dos factores tendrían un estilo de vida intermedio y finalmente, aquellos con uno o sin factores tendrían un estilo de vida no favorable, toda una bomba de relojería, donde el genotipo y el fenotipo tendrían el mismo nivel de riesgo.

Podemos concluir que, por lo menos para un ataque cardiaco, el ictus, la diabetes, la obesidad o determinados tipos de cáncer, el ADN no es el determinante, inclusive si uno está en un riesgo genético elevado, uno también tiene la posibilidad de controlar una parte de ese riesgo al adherirse a un estilo de vida saludable.

La implantación efectiva de modelos de gestión de empresa saludable facilitan, sin duda, a escoger este segundo camino, más aún si se incluye dentro de la estrategia empresarial como elemento indispensable de la visión y misión de la empresa.

Salud 6.0 es posible ¡Nos vemos!

 

Dr. Guillermo Soriano Tarín

Especialista en Medicina del Trabajo. Coordinador del área de Medicina del Trabajo & Wellness by Work en SGS