Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

¿Sabes cómo puede ayudarnos el cuento de los tres cerditos a entender qué es el Big Data? ¿Y qué es el síndrome del coche de carreras? Conoce las respuestas a estas preguntas y descubre, a través de ejemplos de la vida real, qué es el Big Data.

Sofía López de SGS

Seguro que ya todos hemos escuchado estas dos famosas palabras que, muchas veces, tal y como nos las cuentan parecen la solución a nuestros problemas: “Big Data

Pero... ¿qué es esto del Big Data? Navegando por internet en busca de una definición que me pareciera lo más completa posible, finalmente, me atrevo a decir lo siguiente: “El Big Data es la tecnología por la cual se realiza la recogida, el tratamiento y el almacenamiento de grandes cantidades de datos con el objetivo de sacar unas conclusiones o tomar una decisión”.

Siendo sinceros, no me quedo del todo satisfecha con esta definición. “Grandes cantidades de datos…”, supongo que la parte de "Big" daba alguna pista ya de antes. ¿Qué tipo de orden de magnitud es “grandes”?

Siento deciros que no nos vale con un gran Excel lleno, ni con muchos. Es necesario tener lo que conocemos como bases de datos y que estas cumplan las famosas 5Vs del Big Data:  volumen, variedad, velocidad, veracidad y valor.

¿Recordáis el cuento de los tres cerditos? Tres cerditos hacen sus casas, pero para tardar menos y jugar, los dos primeros las hacen de paja y madera, mientras el mayor se esfuerza más y la hace de ladrillo. Cuando llega el lobo feroz, soplando tira las casas del primero y luego del segundo, que se refugian en la del tercero.

En nuestro caso, los datos serían los ladrillos que usaban los cerditos. Efectivamente, es mucho más fácil tener nuestros datos de paja y madera, sin embargo, si queremos una bonita casa, tenemos un reto como empresa en esforzarnos en conseguir los mejores ladrillos posibles, (¡y muchos además!).

Llegaríamos ahora a la parte de procesar y almacenar los datos. Cada vez que sale una nueva tecnología, en mi opinión, tenemos que tener cuidado de no caer en lo que llamo “el síndrome del coche de carreras”.

El síndrome del coche de carreras se basa en la teoría de que todos hemos visto alguna vez en las noticias como un equipo de Fórmula 1 ha desarrollado un nuevo motor más potente, con mayor arranque y que permite que el coche vaya mucho más rápido. Sin embargo, cuando más tarde cogemos nuestro coche, no se nos ocurre aplicar esa tecnología, ya que somos capaces de entender que aunque existe, no es necesario llevar siempre alerones en el coche.

Existen tanto empresas especializadas en esto, como perfiles específicos que sí que están al día de los últimos cambios en el motor, por lo que una muy buena opción es establecer sinergias con estas empresas.

Y por último, la interpretación de los datos, quizá la parte más subjetiva, pero con la que realmente acabamos tomando decisiones. Un buen cuadro de mando es clave para facilitar esta tarea.

Para esto, es importante tener un pensamiento analítico muy fuerte, pero también capacidad creativa ya que, aunque no lo parezca, el ordenador no es más listo que nosotros, sólo tiene más energía y muchas más instrucciones en su cabeza. Pero al fin y al cabo, esas instrucciones se las hemos enseñado los humanos.

Cuando aparecieron las calculadoras, no se terminaron las matemáticas ¿verdad? si no que avanzaron más y hacia cálculos más complejos. Con el Big Data ocurre lo mismo, no nos va a quitar el puesto, si no que nos va a ayudar a llegar cada más lejos.

Si te interesa conocer un poco más del tema, te invito a que veas la charla que tuve oportunidad de compartir, en ella, además vemos ejemplos reales de aplicación y resolvemos preguntas tan curiosas como ¿por qué todos acabaremos teniendo una tostadora inteligente?

Sofía López López

Strategy & Business Development Manager en SGS