Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Como ya dijo Albert Einstein, en medio de la dificultad, reside la oportunidad. Es tiempo no sólo de aceptar y asumir que el cambio es y será la Nueva Normalidad, sino que en Seguridad y Salud es tiempo de ser generadores de cambio. Cambio hacia esa cultura de seguridad que tanto anhelamos. ¿Y si damos la vuelta al acrónimo de VUCA?

Loli Rico

Antes de hablar de los entornos y tiempos VUCA es necesario hacer un breve repaso al escenario a.C. (antes del Covid-19). Hay dos factores de gran importancia que ya caracterizaban el contexto en el que vivíamos. De un lado la globalización y de otro la digitalización.

Estamos en un mundo global. La globalización supone la cada vez mayor integración económica de todos los países del mundo como consecuencia de la liberalización y el consiguiente aumento en el volumen y la variedad de comercio internacional de bienes y servicios, la reducción de los costos de transporte, la creciente intensidad de la penetración internacional de capital, el inmenso crecimiento de la fuerza de trabajo mundial y la acelerada difusión mundial de la tecnología, en particular las comunicaciones (Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa).

Como todo, la globalización tiene efectos positivos (mayor eficiencia del espacio de competencia, impulso del desarrollo científico-técnico, eliminación de barreras del mercado laboral, financiero…) y efectos negativos (aumento de desequilibrios económicos, sociales…).

Y vivimos en la era de la digitalización, en un momento histórico de cambios rápidos y profundos caracterizados por la utilización masiva de las tecnologías de la información y comunicación.

Estos dos factores han contribuido a generar múltiples cambios que se suceden de forma muy rápida y que además son cambios profundos y en muchas ocasiones disruptivos; nuevos modelos productivos, nuevas formas de comprar, nuevas formas de relacionarnos, nuevas formas de organización del trabajo… automatización, robótica colaborativa, fabricación aditiva, nanomateriales, trabajo en remoto y deslocalizado, nuevos y crecientes riesgos biológicos por el aumento de la economía verde…

La tecnología además actúa como aceleradora y los cambios ya no son graduales, los cambios son muchas veces exponenciales dando lugar a lo que se conoce como entornos VUCA; acrónimo para describir aquellos entornos caracterizados por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad (Volatility, Uncertatinty, Complexity y Ambiguity). Este término, fue creado por la U.S. Army War College para describir el mundo surgido tras la Guerra Fría empezándose a utilizar de forma generalizada en los años 90. Sin embargo, es ahora cuando los entornos y tiempos VUCA han alcanzado su máxima expresión con la irrupción del Covid-19.

Nos encontramos en entornos donde reina la volatilidad, con cambios inesperados, donde no conocemos la naturaleza y dinámica de los cambios y que se suceden con especial rapidez. Entornos inciertos donde lo que sabemos hoy no nos servirá mañana y no sabemos cómo se van a desarrollar los acontecimientos ni que factores influyen en nuestra actividad, organización… No es posible desarrollar una planificación a largo plazo. Los imprevistos son la nueva normalidad.  

Entornos complejos donde existen muchas y variadas interrelaciones (especialmente en economías globales) y donde existe confusión en las soluciones o alternativas generando desconcierto. Y entornos ambiguos en los que ante la falta de precedentes no podemos usar el pasado como referente, situaciones diferentes que tienen una gran diversidad de interpretaciones.

La crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 ha llevado el término VUCA a otro nivel:

  • Un riesgo de tipo biológico, desconocido hasta hace unos meses, de fácil y rápida transmisión y propagación (en un mundo global), con efectos dramáticos para la salud (física, psíquica y social) de las personas y de las sociedades.

  • Ha paralizado prácticamente el mundo, la actividad económica, sometiendo a nuestros sistemas sanitarios a una presión extraordinaria y con unas consecuencias sociales y económicas sin precedentes.

  • Una cuestión de salud pública que ha tenido y tiene especial trascendencia en el mundo laboral y en la gestión de la seguridad y salud laboral de nuestras organizaciones.

Pero como ya dijo Albert Einstein, en medio de la dificultad, reside la oportunidad. Es tiempo no solo de aceptar y asumir que el cambio es y será la Nueva Normalidad, sino que en Seguridad y Salud es tiempo de ser generadores de cambio. Cambio hacia esa cultura de seguridad que tanto anhelamos.

¿Y si damos la vuelta al acrónimo de VUCA?

Tiempos VUCA

  • Frente a la volatilidad; visión. Una visión amplia, holística que es lo que requiere un mundo globalizado, conectado, interrelacionado…

  • Frente a la incertidumbre; entendimiento, conocimiento, actualización constante.

  • Frente a la complejidad: claridad, desarrollando acciones pequeñas y sencillas.

  • Frente a la ambigüedad; agilidad, desarrollando una rápida capacidad de reacción para estar preparados ante los cambios inesperados.

¿Cuáles son las claves para gestionar la Seguridad y Salud Laboral en tiempos VUCA?

Necesitamos interiorizar que los cambios serán una constante pero que además serán rápidos y profundos. Requiere de un cambio filosófico y cultural no sólo en las organizaciones sino también en las personas.

Con carácter general fortalecerse en estos tiempos y entornos pasa necesariamente por desarrollar algunos factores clave como la resiliencia (adaptarse a los cambios de forma constructiva), la flexibilidad y actitud (actitud positiva y proactiva). Y en particular para la gestionar la seguridad y salud en estos entornos debemos:

  • Liderar desde la Seguridad y Salud Laboral y usar la Seguridad y Salud Laboral para liderar en nuestras organizaciones. Pero eso sólo se consigue desde un manifiesto y verdadero interés por las personas y sus condiciones de trabajo. Liderazgo preventivo que nos permita desarrollar y generar una auténtica cultura de seguridad.

  • Cambio de paradigma en la gestión de la Seguridad y Salud Laboral sobre las bases de:

    • Desarrollar organizaciones con valores (respeto, transparencia, ejemplaridad, honestidad, integridad...).

    • Excelencia empresarial; empresas responsables con las personas y su entorno.

    • Compromiso; no solo declarado, sino de hecho. Un compromiso real y visible. Que se vea, se sienta y se note.

    • Comunicación constante.

    • Colaboración y participación (con y entre los integrantes de la organización, aliados estratégicos…).

    • Gestión del error como herramienta de aprendizaje y experiencia.

    • Innovación; mismas acciones nos llevan a los mismos resultados. Cambiemos lo que hacemos para tener resultados distintos.

    • Gestión del conocimiento; constante.

    • Gestión de la información; tenemos mucha información, datos… aprendamos a gestionarla para tomar las decisiones adecuadas de forma rápida.

    • Desarrollo competencias técnicas, emocionales (la PRL es para personas y necesitamos desarrollar competencias blandas como la comunicación, la escucha activa, la empatía…) y las competencias digitales.

Tiempos VUCA

No se trata de decir adiós a la prevención tradicional sino de (r)evolucionar la seguridad y salud laboral. Pasar a una SSL proactiva, basada en valores, menos estética y más ética, por y para las personas.

Si te interesa conocer más sobre el tema, te invito a que veas esta charla que tuve oportunidad de compartir.

Dolores Rico García

Dir. PRL SGS Zona Norte

Consultora, formadora y auditora en Seguridad y Salud Laboral