Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

¿Conoces qué es una declaración responsable? ¿Y los aspectos legales que implican tramitaciones realizadas mediante este procedimiento? En esta entrada se abordan los conceptos más importantes de esta figura, la cual se encuentra en multitud de trámites administrativos de naturaleza urbanística.

Álvaro López de SGS

En los últimos meses, hemos sido testigos de cómo los medios de comunicación publican la noticia de la futura modificación de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, en la que se introduce como principal novedad la inclusión de la figura de la declaración responsable en su articulado y con el objetivo de sustituir la licencia urbanística en multitud de procedimientos de control urbanístico.

 

¿Conoces qué es una declaración responsable? ¿Sabes los aspectos legales que implican tramitaciones realizadas mediante este procedimiento?

 

Para encontrar respuesta a la primera pregunta encontramos en la legislación española una descripción bastante clara, definiendo la declaración responsable como: “El documento suscrito por el titular de la actividad o representante en el que manifiesta, bajo su responsabilidad, que una actuación urbanística cumple con los requisitos urbanísticos exigidos por la normativa vigente para su implantación, modificación o desarrollo, que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a su cumplimiento durante el tiempo en que mantenga dicha actuación”. 

 

Las principales novedades introducidas con la adopción de la figura de la declaración responsable fueron: primero la adquisición de determinados derechos desde el momento de su presentación en los registros municipales y, segundo, la sustitución de la licencia en multitud de procedimientos urbanísticos. Recordemos que, por definición, las licencias siempre requieren de una resolución posterior positiva del órgano competente de la Administración.

 

Debido a la gran demanda social que ha existido siempre para la agilización de los tiempos de concesión de las licencias urbanísticas, la declaración responsable ha emergido en los últimos años como la solución con el encaje legal más apropiado para evitar las demoras administrativas. Podemos comprobar la buena acogida en sociedad que tuvo la declaración responsable en su momento, viendo como en algunos medios de comunicación se referían a ella con la denominación de ‘licencia express’. Aunque este término es inexistente en el ordenamiento jurídico, parece quedar claro el concepto de rapidez que implica tramitar cualquier actuación mediante este procedimiento.  

Un poco de historia

Para saber el tiempo que lleva entre nosotros, necesitamos retroceder unos cuantos años para encontrar los inicios del concepto.

 

Sus orígenes se remontan a raíz de la entrada en vigor, allá por el año 2009, de la Directiva del Parlamento Europeo 2006/123/CE relativa a los servicios en el mercado interior, la cual en su momento fue más conocida como la ‘Directiva Bolkenstein’. En ella se insta, entre otras cuestiones, a que los países de la UE adopten medidas para la agilización de trámites administrativos. Más tarde, ésta se traspuso al ordenamiento jurídico español introduciendo la figura de la declaración responsable en las leyes nacionales. Entre ellas la Ley 7/2009, de 22 de diciembre, reguladora de las Bases del Régimen Local, la cual reconoce a la declaración responsable como título habilitante para la obtención de derechos urbanísticos.

 

En la Entidad Colaboradora Urbanística de SGS tramitamos declaraciones responsables desde el año 2012, cuando se publicaron dos leyes de carácter supramunicipal como fueron la Ley 2/2012, de 12 de junio, de dinamización de la actividad comercial de la Comunidad de Madrid y la estatal Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios.

¿Qué implicaciones tiene una declaración responsable?

Como ya se ha comentado, en el documento de declaración responsable el titular manifiesta mediante su firma que su actuación urbanística cumple con la totalidad de la normativa vigente y que, además, posee la documentación que así lo acredita. Es decir, que la responsabilidad de la actuación urbanística recae directamente sobre el firmante del documento y todo promotor o interesado debería ser consciente de la normativa que afecta a su negocio y de la documentación que se presenta en los registros municipales en su nombre.

 

Para que todo trámite tenga un resultado satisfactorio, se debe evitar una declaración de ineficacia posterior por parte de la Administración. Dichas ineficacias se originan tras demostrarse un incumplimiento con la normativa urbanística e incluso por simples defectos de forma.

 

Siendo realistas, se puede afirmar que es inviable en la gran mayoría de casos que el ciudadano de a pie se convierta en autodidacta para la aprehensión de la totalidad de leyes urbanísticas y comprenda el funcionamiento de los procedimientos establecidos. Por tanto, la mejor solución pasaría por hacer que el ciudadano reciba el asesoramiento de profesionales con los necesarios conocimientos técnicos y cuente con su apoyo durante todo el proceso de la apertura de su negocio.

 

En materia urbanística hoy más que nunca es fundamental la obtención de información de una manera rápida y fiable, ya que de ello depende directamente toda toma de decisiones. El hecho de que la normativa urbanística sea cada vez más extensa y restrictiva se compensa con la adopción por parte de la Administración de medidas burocráticas que agilizan la tramitación de las licencias urbanísticas. El titular o promotor debe tener en cuenta también que los conceptos de sencillez o rapidez no son sinónimos de exención de responsabilidades y que para evitar inconvenientes debe contar con los servicios de los mejores técnicos profesionales. Todo ello con el único objetivo de que todas las tramitaciones que se realicen ante la Administración se finalicen con éxito.

 

Álvaro López Fuentes

SGS Entidad Colaboradora Urbanística

Técnico Inspector ECU