Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Esta crisis nos brinda una oportunidad excepcional para reflexionar de manera disruptiva sobre cómo debemos abordar nuevos paradigmas a los que se ve y se verá abocada esta industria como: la digitalización, la sostenibilidad, la seguridad, la productividad… En este sentido, tiene mucha lógica el concepto japones de “Kaizen”.

Cirpiano Ferreiro, de SGS

El desplome de la actividad turística durante esta pandemia ha puesto de manifiesto como nunca los impactos directos e indirectos de este sector, destacando el papel que desempeña en nuestra economía, en el empleo y en definitiva, lo que esta industria aporta a nuestra sociedad en su conjunto.

En España, solo este sector, supone 153 mil millones de euros de actividad económica, lo que supone más del 12,3% del PIB español y otro dato interesante a destacar es que, por cada 100 empleos que se crean relacionados con el sector turístico, se crean 67 más en otros sectores. Muchos años atrás, en mi época de estudiante, a esto lo llamaban el “efecto multiplicador del turismo”. Estoy convencido de que todas ayudas para este sector serán pocas si las comparamos con el retorno que proporciona esta industria.

No obstante, esta crisis nos brinda una oportunidad excepcional para reflexionar de manera disruptiva sobre cómo debemos abordar nuevos paradigmas a los que se ve y se verá abocada esta industria como: la digitalización, la sostenibilidad, la seguridad, la productividad… En este sentido, tiene mucha lógica el concepto japones de “Kaizen”.

Según los entendidos, “Kaizen” es una palabra japonesa compuesta por el termino “Kai”, que significa “cambio” y “Zen” que significa “positivo”.

Si trasladamos este concepto al mundo empresarial, “Kaizen” es pensar que la mejor forma de progresar es la involucración total de todas de las personas, todos lo días y en todas las áreas de la empresa, por tanto, repasemos los 10 puntos del espíritu “Kaizen”:

  1. Abandonar las ideas fijas, rechazar el estado actual de las cosas.

  2. En lugar de explicar lo que no se puede hacer, reflexionar sobre cómo hacerlo.

  3. Realizar inmediatamente las buenas propuestas de mejora.

  4. No buscar la perfección, ganar el 60% desde ahora.

  5. Corregir un error inmediatamente, in situ.

  6. Encontrar las ideas en la dificultad.

  7. Buscar la causa real, respetar los 5 porqués y después buscar la solución.

  8. Tener en cuenta las ideas de diez personas en vez de la idea genial de una sola.

  9. Probar y después validar.

  10. La mejora es infinita.

Bien, hasta aquí nada nuevo. Muchas empresas, de múltiples sectores, a día de hoy ya están aplicando esta filosofía. De esto saben, y mucho, nuestros compañeros de SGS Productivity.

Volviendo al sector turístico, que siempre ha sido un sector muy predispuesto a “think outside the box”; pienso que no será extraño ver en el corto plazo empresas que abracen esta filosofía buscando mejorar su eficiencia, productividad y resiliencia de cara a los nuevos retos que les esperan.

En este sentido, hemos detectado como cada vez más está creciendo el interés de las empresas del sector turístico en la aplicación de metodologías “lean” como palancas de cambio dentro de sus organizaciones. Es muy interesante ver como conceptos / metodologías tradicionalmente aplicadas en sectores industriales o IT están siendo adoptadas por organizaciones de prestación de servicios. No olvidemos que los orígenes primigenios del “lean” fueron las fábricas automovilísticas de Toyota allá por el S. XX.

Dentro del mundo de las metodologías agiles o lean, existen multitud de herramientas (Lean Management, Lean Six Sigma, Agile, Scrum, Kanban…) aunque todas ellas tienen en su punto de mira el mismo objetivo: la mejora continua de la eficiencia y productividad a través del análisis y la monitorización de resultados.

Entre los múltiples beneficios de estas metodologías destacaría:

  • Producir más y mejor con menos costes.
  • Reducción de las esperas hacia los clientes.
  • Estandarización de tareas.
  • Stocks más eficientes.
  • Eliminación de mermas.
  • Otros (la lista es larga).

Desde nuestra división de SGS Productivity ya estamos ayudando a muchos clientes del sector turístico en su camino hacia la mejora infinita aplicando todas estas herramientas de mejora de la productividad. Acerca de este servicio, me gustaría destacar 3 aspectos que me parecen fundamentales de nuestra propuesta en relación al desarrollo de proyectos de mejora de la productividad en el sector turístico que son:

  1. COMPROMISO CON LOS RESULTADOS: “SGS Productivity se compromete por contrato a generar más ahorros de los que cuesta su servicio”.

     

  2. COMPROMISO CON LAS PERSONAS: “Las personas primero. Toda acción de mejora empieza y acaba en las personas”.

     

  3. DIGITALIZACIÓN E INDUSTRIA 4.0 COMO FACTOR CLAVE DEL CAMBIO:  Un señor llamado Bill Gates, que algo sabe de digitalización, dijo una vez que: “La primera regla de cualquier tecnología utilizada en un negocio, es que la automatización aplicada a una operación ineficiente aumentará la ineficiencia”, por tanto, es clave antes de arremangarnos con la digitalización, poner orden y asegurar la eficiencia de nuestros procesos.

     

Sólo en el año 2019, hemos conseguido unos ahorros promedio de 200.000€ por proyecto, con un payback de unos 3 meses de media y los ahorros totales conseguidos a nuestros clientes en ese mismo año fueron de 80 millones de euros.

Empíricamente, con estos datos, es muy difícil no apostar por el “modo Kaizen” e iniciar un nuevo camino hacia la senda de la mejora infinita.

 

Cipriano Ferreiro Rachón

Global Project Manager Travel & Hospitality Solutions en SGS

Leer artículos relacionados