Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Antes del confinamiento de 2020, en torno a dos vehículos de cada diez no cumplían con su obligación legal y cívica de pasar su ITV. Según un estudio, si estos incumplidores de la ITV acudieran a pasar su inspección, se evitarían al año 8.800 accidentes, 7.000 heridos y 161 víctimas mortales, a lo que hay que sumar el coste sanitario y social que generan estos accidentes.

🔊Artículo disponible en audio a pie de página🔊

 

 Tras el confinamiento, estas cifras han empeorado, a tenor de los datos que se barajan en el sector. Las estaciones de ITV, estuvieron cerradas el año pasado dos meses y una vez que volvieron a abrir, hicieron un esfuerzo importante en no solo adaptarlas a las nuevas condiciones higiénicas y sanitarias, sino a mejorar horarios de apertura y dotaciones de plantilla, para tener capacidad disponible para poder atender a todos los vehículos que se habían quedado pendientes de inspeccionar, y que, poco a poco, comenzaron a volver a las estaciones.

Nuestro reconocimiento a todos los que ya la pasaron y que la van pasando según les corresponde, pero nuestra preocupación se centra en aquellos que no la pasan. En el sector, se maneja la cifra de que en torno a cuatro vehículos de cada diez no acude a pasar inspección, o que si lo hace es con retraso.

Por otra parte, hemos conocido en estos días un estudio, que señala a 2020 como un año muy malo en materia de seguridad vial. Si bien las víctimas de accidentes en 2020 registraron un valor mínimo histórico de 870 fallecidos, hay que tener en cuenta que la movilidad se redujo drásticamente consecuencia del confinamiento, de manera que se estima que un número de víctimas teórico en esas condiciones debería haber sido de 128 víctimas menos, convirtiendo de esta manera a 2020 como uno de los peores años en materia de siniestralidad, en términos relativos. 

Hay entonces muchos indicios que apuntan a la misma dirección: aumento de siniestralidad y aumento de absentismo en la ITV caminan juntos. Es necesario que, como ciudadanos y ciudadanas, nos concienciemos y trabajemos más en todos los eslabones que conforman la cadena de la seguridad vial. Desde el propio hecho de la conducción, que todavía se ven conductores hablando con el móvil mientras conducen, o incluso leyendo y enviando mensajes, hasta el cuidado de las condiciones técnicas de nuestro vehículo, teniendo la ITV al día. Son tareas que están a nuestro alcance y que contribuyen a mejorar nuestra seguridad y la de los demás. 

Es frecuente escuchar que no se tiene tiempo para pasar la ITV o que los horarios son incómodos, porque lo más fácil es buscar excusas para ocultar nuestro incumplimiento. Pero echando un vistazo a nuestra página web www.serviciositv.com es fácil comprobar la implantación geográfica de nuestra red de estaciones y su amplitud de horarios de apertura, estando disponible incluso la facilidad de coger cita previa. 

Además, conviene tener en cuenta estos dos consejos prácticos:

  • Conviene conocer la fecha exacta de caducidad de nuestra inspección. Tenemos varias maneras de comprobar por nuestros medios cuándo caduca nuestra ITV. Cuando pasamos la última ITV, nos dieron un adhesivo para colocar en el parabrisas: ahí se indica el mes y año de caducidad. Además, en la ficha técnica de nuestro vehículo aparece la fecha exacta. Y si nuestro vehículo es tan nuevo que no ha pasado todavía ninguna inspección, a la fecha de matriculación que figura en el permiso de circulación, le sumaremos cuatro años para obtener la fecha límite para pasar nuestra primera inspección, para el caso de un turismo particular, que es el caso más habitual.

  • Es mejor ir a pasar la ITV antes de que caduque, porque no se pierde plazo. Si pasamos nuestra ITV con un máximo de un mes antes de que caduque, no perdemos ese periodo de adelanto sobre nuestra fecha de caducidad. Esto es, si vamos quince días antes de que nos caduque, nos darán nuestra caducidad más esos quince días. Sin embargo, si vamos tarde, ese periodo gratuito no lo tenemos y además nos arriesgamos a tener un accidente con la inspección caducada y que el seguro nos pueda plantear algún inconveniente en la gestión del siniestro, sin entrar a valorar aquí incluso el caso de si tiene víctimas.

Estamos ya en junio de 2021, la situación sanitaria del país parece que está mejorando, la incidencia de la pandemia va poco a poco bajando en todos los territorios, mientras que las campañas de vacunación se están extendiendo entre la población. Sería deseable que la vuelta la normalidad, que cada vez la vemos más cerca, estuviera acompañada de mejores hábitos por parte de todos en materia de seguridad vial, que condujera a la mejora de los datos de absentismo y de siniestralidad. Por nuestra seguridad y por la de todos.

 

Jorge Soriano San Agustín

Industries & Environment / Government Mandates