Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

El 2020 fue el año de la pandemia y los cambios. Entre otras, también fue el año de las grandes oportunidades lectoras. Durante el confinamiento se alcanzó el máximo histórico de tiempo dedicado a la lectura y compra de libros y, sin duda, el verano es la época en la que los lectores hacemos acopio de libros y nos ponemos al día para terminar los que se nos alargan, o comenzar nuevas lecturas desde el salón de casa, la hamaca de la playa o la cima de una montaña.

Manuel Ibáñez, de SGS

🔊Artículo disponible en audio a pie de página🔊

Uno de los libros que más me han gustado en este inicio del verano es 2030: viajando hacia el fin del mundo tal y como lo conocemos, del economista y profesor Mauro Guillén. En este libro, Guillén trata de demostrar y prever los cambios que se avecinan para el inicio de la próxima década.

Un libro con unas previsiones justificadas que, independientemente de que se desarrollen o no, nos hace pensar si nuestros negocios están preparados para afrontar los cambios del mundo que está por venir.

El baby boom africano y la digitalización de la agricultura

Por cada niño que nace hoy en un país desarrollado, nacen más de 9 en países emergentes y en vías de desarrollo. En concreto, por cada nuevo nacimiento en Estados Unidos, se dan 10,2 en África.

La mejora de las condiciones de alimentación y prevención de enfermedades provocarán un aumento en la esperanza de vida y la natalidad en África, convirtiéndola así en la 2ª región más poblada del mundo.

Y si bien es cierto que, el crecimiento de África y su consolidación está expuesto a riesgos mucho mayores que otras regiones (conflictos políticos, disputas étnicas y religiosas), este crecimiento plantea una gran oportunidad en la agricultura.  A pesar de sus desiertos, el continente cuenta con la mayor extensión de tierras fértiles de todo el planeta, convirtiéndolo en una auténtica oportunidad.

El desarrollo de África como motor mundial pasa por la transformación de su sector agrícola para mantener el crecimiento de la población, que repercute en el resto de sus actividades económicas. Un desarrollo de la agricultura favorecerá las exportaciones, mejorando por ejemplo la logística y la industrialización.

Sumados al ya creciente turismo, se dan unas tendencias cuanto menos interesantes para el desarrollo de negocios en prácticamente todas las áreas. Y aunque en el libro se habla del potencial de África a futuro, ya en 2018 seis de las diez naciones de más rápido crecimiento fueron africanas, con Ghana liderando el Ranking. 

Europa: Los setenta serán los nuevos Cincuenta

Y mientras tanto en Europa, para 2030 el centro de atención habrá dejado de ser los millenials. Aunque resulte paradójico, los millenials no son el segmento de mercado que crece a mayor velocidad en el mundo. Baby boomers y generación Z (comprendido entre los años 40 y 80) poseen entre 10 y 20 veces más riqueza que los millenials, y en 2030, con una expansión del uso de las tecnologías y un aumento de la esperanza de vida, se convertirán en el nuevo sector objetivo de las empresas, que buscarán atraer a consumidores más mayores y con mayor poder adquisitivo.

Una segunda juventud que implicará nuevas oportunidades de negocio, enfocadas principalmente al consumo y al mercado financiero, además de una adaptación de la tecnología de servicios a estos sectores (tech friendly). Además, serán los consumidores que apuesten por el compromiso de las empresas con la sostenibilidad y la responsabilidad social, valorándolo incluso más que los millenials.

De la misma forma que el objetivo en 2021 es captar millenials, en 2030 lo serán nuestros padres o abuelos (nicho de mercado conocido como silver economy), que gozarán de la mayor esperanza de vida de la historia y tendrán también el segmento con mayor poder adquisitivo. Quizá los términos <<juventud>> y <<vejez>> hayan sido revisados para 2030…

Además de la transformación provocada por la demografía, Guillén habla de todas las oportunidades que se generarán en el área tecnológica: más móviles que inodoros en el mundo, más robots que trabajadores en plantas industriales, y más divisas que países son algunos de los puntos para reflexionar.

Este libro es una muy buena opción para aquellos que quieren estar preparados para los grandes cambios que están por llegar, y ser capaces así de orientar la innovación hacia un mundo que poco tiene que ver con el que dejamos atrás. Tendremos que saber aprovechar las corrientes, y abordar la incertidumbre con optimismo.

Manuel Ibáñez Prieto

Delegado Huelva SGS Non Trade

 ¿No tienes tiempo? Ahora tienes la posibilidad de escuchar este artículo en audio