Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Todos nos hemos cuestionado alguna vez en estos últimos años cómo compraremos los coches en el futuro o cómo lo harán nuestros hijos/as. Lo cierto es que el canal online, junto con la búsqueda de una movilidad más sostenible, está jugando un papel cada vez más importante, que va a generar una transformación en los concesionarios que conocemos.

Este momento que estamos viviendo de constante cambio y evolución en el sector de la automoción, acompañado del importante desafío climático y digital, está obligando a los concesionarios tradicionales a replantearse su futuro y a realizar importantes transformaciones en sus modelos de negocio para asegurar su continuidad. Prueba de esta necesidad de transformación son las inversiones en España de más de 290 millones de euros previstas hasta el 2023.

 

El modelo de concesionario actual, tal como lo conocemos, tiene por delante el importante reto de evolucionar en tres áreas claves para no quedarse atrás:

 

• Primero, tiene que enfocar sus productos y servicios hacia una movilidad ecológica y sostenible, siguiendo así las preferencias de los clientes. Los concesionarios del futuro tendrán que ser capaces de vendernos no sólo coches, sino de ofrecernos soluciones de movilidad y micro movilidad, eléctrica o de energías alternativas, como motos, patinetes, etc… o movilidad compartida según las necesidades de cada uno. Tendrán que ofrecernos productos complementarios como puntos de recarga para los vehículos eléctricos, contratación de energías renovables, conocimientos específicos para la manipulación de los vehículos eléctricos y hasta incluso, soluciones personalizadas que puedan ir desde pagar una cuota mensual o anual que les permita disponer de un vehículo durante los días al mes que lo necesite (liberando al usuario de gastos de parking, mantenimientos, etc.) o cambiar de vehículo según el tipo de recorrido que realice.

 

• El segundo eje de actuación es conseguir la eficiencia energética en sus instalaciones y la reducción de costes racionalizando el consumo energético. Los concesionarios tienen que enfocar su actividad para convertirlo en un modelo sostenible y circular para proteger, conservar y mejorar el capital natural. Tendrán que adaptar sus instalaciones para ser eficientes energéticamente en materia de iluminación y climatización, calcular la huella de carbono, buscar la eficiencia en el uso de los recursos como reducción del consumo de agua o conseguir generar “cero residuos”. Todo deberá ir dirigido hacia una economía circular.

 

En este punto, tendrán que poner el foco en las baterías de los vehículos eléctricos. Por el momento, ninguna batería para coche eléctrico es eterna y las distintas marcas de vehículos están obligadas por ley a retirarlas una vez finalizada su vida útil. Sin embargo, que una batería ya no sirva para alimentar un vehículo eléctrico, no significa que haya perdido su funcionalidad y capacidad de carga. La reutilización de estas baterías es uno de los temas de más actualidad y clave para las marcas y concesionarios; su correcta gestión y dar con la fórmula para medir la capacidad de carga para una segunda vida son fundamentales.

 

• Por último, el concesionario tendrá que trabajar la digitalización de sus procesos externos e internos para poner el foco en los datos e información y así situar al cliente en el centro. Hoy en día, el 95% de los clientes se informan online de los productos y configuran sus coches antes de ir a la concesión, por eso, es necesario integrar el canal online en las operaciones de los concesionarios. Esto aparentemente podrá suponer un riesgo en el negocio de la concesión, ya que la compra 100% online abrirá, por primera vez, las puertas al fabricante para entrar en contacto directo con el cliente final, por ello, es algo que deberán trabajar estrechamente fabricantes y distribuidores buscando la solución más acertada.

 

De esto, concluimos que comprar on-line a través de un “clic” es un hábito cada vez más implantado, y a pesar de que la compra de un coche todavía presenta cierta resistencia, por el alto gasto o por la necesidad de realizar una prueba de este para asegurar la operación, es algo cada vez más cercano y necesario. Los concesionarios actuales se irán transformando a corto-medio plazo en un eConcesionario digital comprometido con el medio ambiente.

 

Mirando más a medio-largo plazo, este modelo de concesionario incluso cambiará aún más su papel y su negocio, se liberará previsiblemente de la necesidad de comprar los vehículos a la marca como hasta ahora, salvándole del significativo bloqueo financiero que eso supone, para recibir una comisión por la venta de los nuevos vehículos vendidos y centrando su principal actividad en la gestión de movilidad, actividad de taller y posventa. ¡Lo iremos viendo!

 

Irene Rioja

Responsable Desarrollo Transporte

SGS España Oficina Central

C/ Trespaderne 29, Edif. Barajas I.

Barrio Aeropuerto

28042, Madrid

Madrid

España

T+34 91 313 80 00