Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Paseando por los lineales de los supermercados, es frecuente observar que la inmensa mayoría de los artículos de consumo, cuentan con envases fabricados por materiales artificiales, pero... ¿Somos conscientes del impacto que tienen?

Con la entrada en vigor del Reglamento (CE)1935/2004 para “Productos Destinados a entrar en contacto con alimentos” la Unión Europea estableció las principales medidas de control sobre los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos. El objetivo del reglamento es el de controlar la transmisión de sustancias presentes en los envases a los alimentos y minimizar el impacto en nuestra salud. Además, el reglamento también contempla medidas de control sobre el impacto de los materiales en contacto con alimentos con respecto a las propiedades organolépticas de los alimentos.

Entendemos como material en contacto con alimentos aquellos materiales que:

  • Estén destinados a entrar en contacto con alimentos de acuerdo con su propia naturaleza (como utensilios de cocina)
  • Aquellos materiales que ya están en contacto con alimentos y se encuentren destinados a tal efecto (como los envases)
  • Aquellos materiales se espera que puedan entrar razonablemente en contacto directo con un alimento en su uso previsible (como una cinta transportadora)

¿Cuáles son los materiales regulados por el Reglamento CE 1935/2004?

El Anexo I del Reglamento, establece un listado de materiales para los que se prevé la posibilidad de que la Comisión Europea desarrolle medidas específicas. En concreto, el Reglamento cita (entre otros) a los siguientes grupos de materiales:

  • Adhesivos
  • Cerámicas
  • Plásticos
  • Caucho
  • Vidrio
  • Metales y aleaciones
  • Papel y Cartón
  • Siliconas
  • Etc

En los casos en los que no existe una legislación específica armonizada, los estados miembros de la Unión Europea podrán aplicar aquellas medidas que consideren oportunas a nivel nacional. Es el caso de países como Francia o Alemania que, incluyen dentro de los requisitos establecidos por la UE, medidas adicionales para el control de los envases.

¿Cómo podemos controlar la presencia de sustancias aceptables en los envases alimentarios?

Gracias a las condiciones de ensayo definidas por el Reglamento (CE)1935/2004 los laboratorios de ensayo podemos llevar a cabo el control de las migraciones que se producen del material al alimento. Para ello, se debe tener en cuenta:

  • Tipo de material que entrará en contacto directo con el alimento
  • Tiempo de contacto con el alimento
  • Temperatura de contacto
  • Tipo de alimento que entrará en contacto con el material

Para la determinación de los límites de migración, se establecen dos matrices de ensayo:

  • Migraciones Globales: Se trata de la suma total de componentes transferidos al alimento, bajo condiciones determinadas de ensayo.
  • Migraciones Específicas: Se trata de la identificación de una sustancia en particular, presente en el material por una incorporación intencionada durante el proceso de formulación o de producción

¿Cómo podemos asegurar que nuestros envases son seguros?

Además de la realización de estudios de migraciones, los fabricantes e importadores pueden asegurar que los envases son seguros mediante el establecimiento de medidas adicionales:

  • Definición de un sistema de trazabilidad para garantizar que los materiales no se alteran durante el proceso de producción
  • Obtención de certificación GMP (Buenas Prácticas de Fabricación)
  • Utilización de envases sostenibles y respetuosos con el medio ambiente: Como bambú, madera y otros materiales reciclados
  • Colaboración con laboratorios acreditados bajo la ISO 17025

Desde SGS, hemos desarrollado, además, una matriz global para todo tipo de materiales destinados a entrar en contacto con alimentos (tanto regulados como no regulados). Gracias a nuestra red internacional de expertos, podemos ayudar a nuestros clientes a garantizar el cumplimiento de los reglamentos internacionales (Europa, Estados Unidos, China, etc..). Además, desde octubre de 2021, contamos con un laboratorio acreditado por ENAC en nuestras oficinas de Madrid.

Teniendo en cuenta que las medidas de la Unión Europea son cada vez más estrictas y que los consumidores somos cada vez más exigentes, es previsible que, durante los próximos años, tanto fabricantes como importadores de envases realicen esfuerzos adicionales para garantizar que los materiales empleados son seguros y sostenibles. Poco a poco, estamos viendo como los principales Retailers exigirán en su cadena de suministro mayor presencia de materiales ecológicos o la eliminación de plásticos y de materiales de mono-uso.

Íñigo García Vázquez

Connectivity & Products