Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Como respuesta a una necesidad de Repsol Tarragona, SGS ha desarrollado un sistema propio para inspección ultrasónica subacuática, que ha sido empleado durante la revisión de elementos estructurales sumergidos, hasta 20 metros, llevando los ensayos no destructivos avanzados a un nuevo nivel, esta vez subacuático.

Mar 

El complejo industrial de Repsol en Tarragona es una planta petroquímica en la que se producen productos derivados del petróleo. Sus instalaciones están ubicadas en el término municipal de La Pobla de Mafumet y en el puerto de Tarragona.

Repsol es una de las compañías más importantes a nivel nacional, una empresa sostenible e innovadora que apuesta por la calidad, seguridad y el medioambiente.

Para garantizar estos pilares fundamentales de su desarrollo de negocio, Repsol solicitó a SGS la colaboración para los servicios de inspección mediante ensayos no destructivos avanzados, apostando por una empresa con presencia local y experiencia global.

Los servicios solicitados en esta ocasión eran para la ejecución de inspecciones subacuáticas en las instalaciones del pantalán ubicado en el Puerto de Tarragona. El objetivo principal era inspeccionar las soldaduras circulares de los pilotes de defensa de contención de atraque del pantalán. Estas estructuras tubulares están sometidas a grandes esfuerzos, por ello era necesario su revisión para conocer su estado y mantener así la instalación en condiciones seguras.

Planta petroquímica 

Como respuesta, SGS desarrolló un sistema para inspección ultrasónica subacuática mediante el uso de la tecnología ToFD y ultrasonidos.

Concretamente, se realizaron inspecciones en soldaduras circulares de espesores comprendidos entre 19 y 32 mm y a una profundidad comprendida entre 7 y 20 metros.

Trabajo de SGS en inspección subacuática 

¿Qué método aplicar en inspecciones subacuáticas?

Actualmente, pocas empresas del sector pueden ofrecer los servicios de ensayos no destructivos subacuáticos debido al reto y dificultades técnicas que se presentan para realizar este tipo de inspecciones en escenarios de estas características.

Dependiendo de qué tipo de discontinuidad se pretenda detectar, es posible aplicar un método de ensayo u otro.

Los ensayos más comunes aplicados para realizar inspecciones en servicio en el medio subacuático son la inspección visual y la medición de espesores. Otro método de END complementario es el ensayo mediante partículas magnéticas. Mediante este método de inspección, la información obtenida del componente es mayor que la obtenida mediante la inspección visual, al tratarse de un ensayo subsuperficial. Aun así, en algunos casos, la información del componente sigue siendo limitada e insuficiente, debido a que solo obtenemos información de la superficie desde donde realizamos el ensayo. Además, para llevar a cabo las inspecciones con garantías, es necesario disponer de buzos profesionales certificados en este tipo de ensayos.

Una alternativa a los ensayos superficiales anteriormente mencionados sería un ensayo volumétrico mediante ultrasonidos manuales para ver el estado del volumen total de las soldaduras. Es un reto en la actualidad encontrar en el mercado laboral la figura de un técnico de END´s con experiencia en actividades subacuáticas o viceversa, además, los tiempos de estancia en el medio dificultan la realización de las intervenciones por lo que sería necesario un gran número de personas con estas capacidades para poder llevar a cabo las inspecciones de manera fiable debido a que se trata de una inspección lenta.

Es ahí donde entran en juego los ensayos mediante ultrasonidos avanzados con registro gráfico.

¿Cómo se realiza este ensayo de ultrasonidos avanzados mediante registro gráfico?

Este ensayo se realiza con un equipo situado en la superficie conectado a los sensores de ultrasonidos mediante un cordón umbilical. Estos sensores van montados sobre un útil magnético “escáner” con una configuración establecida específica para el componente a inspeccionar. Mediante este escáner es posible controlar la orientación y posición de los sensores sobre la soldadura de manera precisa. Todo ello simplifica la intervención, ya que no es necesario que los buzos tengan experiencia en END´s, debido a que los parámetros y ajustes de inspección son preparados en el exterior por un experto en END´s. Posteriormente, y siguiendo instrucciones del experto en END´s, el buzo solo tiene que posicionar el escáner para realizar la exploración sobre la soldadura mediante una supervisión a tiempo real desde la superficie gracias a la interconexión existente entre el equipo buzo y el experto en END´s.

Mediante los ensayos avanzados obtenemos un registro gráfico de las inspecciones realizadas, garantizando así una correcta ejecución y cobertura total de las zonas de interés del componente a inspeccionar de manera rápida y precisa. Estos registros son posteriormente evaluados por expertos en la materia, pudiendo ser revisados y auditados en cualquier momento por otros expertos. Además, gracias a ese registro gráfico, se pueden tener monitorizadas las discontinuidades y ver su evolución en el tiempo de manera muy precisa.  

A todo esto, se añade la dificultad del uso de equipos electrónicos en situaciones subacuáticas, es por eso necesario un estudio y preparación específica de los equipos para que puedan trabajar en esas condiciones de manera fiable y segura. Y es ahí precisamente donde el departamento técnico de SGS es capaz de diseñar y desarrollar un sistema específico para cada situación.

Con este método de ensayo no destructivo avanzado se amplía el alcance de ensayo, pasando de un ensayo superficial a un ensayo volumétrico, una diferencia clave en la inspección para la toma de decisiones del cliente.

 

Una vez más, Repsol y SGS apostaron por la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías de inspección siendo líderes en este tipo de intervenciones a nivel nacional.

 

SGS lleva ofreciendo soluciones de ensayos no destructivos avanzados desde hace casi 20 años, en este caso el reto no venía del método de inspección sino del entorno, la inspección subacuática.

¿Estás viendo posibilidades en esté método de ensayo subacuático? Ponte en contacto con SGS: alberto.santana@sgs.com o alberto.torres@sgs.com

ACERCA DE SGS

 

Somos SGS, la empresa líder mundial en ensayos, inspección y certificación. Reconocidos como el referente mundial de calidad e integridad, las 93.000 personas que formamos SGS, en una red de 2.600 oficinas y laboratorios, trabajamos para construir un mundo mejor, más seguro y más interconectado.