Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Donde hay niños pequeños siempre hay juguetes y, como ya sabréis, éstos pueden tener riesgos asociados como el atragantamiento. Estos riesgos son mayores en niños de hasta 3 años de edad, ya que tienden a llevarse las cosas a la boca. En este artículo, nuestro experto nos da los consejos que te pueden ayudar a escoger el juguete mas adecuado para los más pequeños.

Como ya sabemos, el incremento exponencial en nuestro país de la venta online y la gran oferta de juguetes que podemos encontrar en los principales retailers y grandes superficies, hacen que la decisión de compra de juguetes pueda convertirse en una auténtica odisea para los padres.

A continuación, os proponemos algunos elementos clave que pueden hacer más fácil la vida a los más mayores a la hora de responder a la difícil pregunta, ¿qué juguete es el más adecuado para un niño/a?

 

 

  1. Debemos asegurarnos de que el producto es seguro: La seguridad de los niños se ha convertido en uno de los principales retos del sector de juguetería y puericultura. Asegúrate que el producto o packaging incluyen de manera legible y clara el marcado CE. Además, si se trata de un producto con potencial riesgo microbiológico (como un pompero) o un producto con componentes electrónicos, deben incluir el número del Organismo Notificado junto al marcado CE.

  2. Age Grading o clasificación por edad: Todos los juguetes deben ser testados y/o certificados por laboratorios independientes. En el proceso de examinación, los laboratorios confirmamos que la edad de uso del producto se corresponde con sus prestaciones técnicas. A la hora de elegir un juguete, debemos asegurarnos de que la edad de uso se corresponde con la edad del niño que lo va a utilizar. De otra manera, es probable que el niño pueda aburrirse rápidamente o que no sepa utilizar el juguete, por no ser adecuado para él.

  3. Etiquetado e instrucciones de uso: Deben ser claras y entendibles. La norma de seguridad EN71-1, establece las “frases tipo” que deben incluir los etiquetados e instrucciones de los juguetes para que sean claras y no den lugar a error o confusión. Además, deben figurar los datos del fabricante o importador en la UE, los datos de contacto, el número de lote y el país de origen del juguete.

  4. Componente pedagógicoDebemos comprender que el ocio de los más pequeños forma una parte importante de su proceso educativo. Para ello, es importante que los juguetes que utilicen no transmitan valores que no queremos que los más pequeños observen.
    En este sentido, la industria de los videojuegos va un paso más allá, habiendo desarrollado el Código PEGI, mediante el cual, los padres pueden evaluar algunos aspectos del contenido del videojuego como la presencia de lenguaje soez, violencia, sexo, miedo, etc.

  5. Elegir el juguete adecuado: Observando el comportamiento de nuestros hijos e hijas, podremos tener una orientación acerca de cuáles son los atributos que el juguete debe tener. Los juguetes deben resultar atractivos y ser divertidos para que los niños puedan darle un uso prolongado en el tiempo. Además, dependiendo de las necesidades y preferencias que tengan los más pequeños, podemos buscar juguetes que les permitan desarrollarse de manera individual o desarrollar habilidades sociales mediante juguetes de usos grupales.

  6. Componentes sostenibles: El factor de sostenibilidad del producto debe ser otro aspecto que debemos tener en cuenta a la hora de escoger el juguete. Los juguetes deben ser duraderos y, para ello, debemos fijarnos en la calidad de los materiales que los componen. En este sentido, es preferible dar preferencia a un juguete con materiales más resistentes frente a otro que tenga materiales con menor calidad. A la larga, lo barato puede salir caro…

  7. Información previa: A la hora de comprar un juguete, es necesario informarse bien acerca del mismo. Para ello, es importante investigar acerca del producto, valorar el precio en distintos canales, obtener asesoramiento por parte de los profesionales y buscar alternativas en el mercado.

Finalmente, es importante resaltar que el conocimiento de los profesionales del sector es extenso en el mercado de los juguetes. Siempre es recomendable preguntar antes de comprar y comprobar los comentarios del producto en redes sociales, páginas web o en revistas de referencia del sector.

 

Íñigo García Vázquez

Connectivity & Products