Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Los ensayos de SGS conforme a las normas EN 71-1 y EN 71-2 garantizan que los juguetes cumplen los requisitos físicos y de inflamabilidad específicos de la Directiva UE de seguridad de juguetes 2009/48/CE.

Los niños exploran los juguetes de un modo que se pasa por alto fácilmente en la fase de diseño. Desde el riesgo de asfixia con piezas pequeñas a lesiones por pellizcos, pinchazos o pinzamientos: nadie desea arriesgar la vida o la salud de un niño con juguetes con un diseño deficiente. El objetivo de los ensayos de inflamabilidad y físicos es evitar lesiones y minimizar el riesgo de retiradas de productos del mercado.

EN 71-1: propiedades físicas y mecánicas especifica los requisitos y los métodos de ensayos para los juguetes. Para asegurarse de que no hay bordes angulosos, puntas afiladas, piezas pequeñas u otros peligros potenciales, en los ensayos se incluyen:

  • análisis de la construcción
  • resistencia, estabilidad
  • puntas o bordes afilados
  • piezas pequeñas
  • acústica
  • ensayo de impacto
  • ensayo de compresión
  • ensayo de tracción y empuje
  • ensayo de resistencia de costuras
  • ensayo de rendimiento
  • ensayo de resistencia dinámica

EN 71-2: inflamabilidad especifica las categorías de material inflamable que están prohibidas en todos los juguetes. La norma se centra en reducir el riesgo de lesiones por quemaduras. Incluye requisitos generales relacionados con todos los juguetes, así como requisitos específicos y métodos de ensayos para los siguientes juguetes, que se consideran como los que presentan más riesgos:

  • Juguetes para llevar en la cara o la cabeza (barbas, bigotes, pelucas, máscaras, capuchas, tocados, etc.) excepto sombreros de papel para chucherías del tipo que suelen ofrecerse en los paquetes sorpresa para fiestas.
  • Disfraces y juguetes diseñados para representaciones infantiles.
  • Juguetes diseñados para que un niño entre en ellos.
  • Juguetes blandos.

Los ensayos verifican el índice de propagación de las llamas o el tiempo máximo después de la llama. Se han diseñado estas medidas para que un niño tire el juguete o para que se aleje de él, antes de que se produzcan lesiones graves.

EN 71-1 y EN 71-2 son normas importantes que deben cumplirse, pero también deben cumplirse otros requisitos y normas EN. Nuestra red internacional de laboratorios de ensayos para juguetes pueden realizar todos los ensayos exigidos por la Directiva de seguridad de juguetes de un modo rápido y eficaz para facilitar el lanzamiento de sus juguetes al mercado.

Experiencia en reglamentos

Las frecuentes actualizaciones de normas y reglamentos pueden convertir la conformidad en un desafío, pero nuestro equipo técnico siempre está al día de los cambios más recientes. Confíe en nuestra experiencia para proteger su negocio.

Mantenga a los niños seguros, elimine riesgos y proteja su marca. Asóciese a SGS para cumplir con los requisitos de los ensayos de la Directiva UE de seguridad de juguetes.