Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Spain Páginas Web e Idiomas Skip to Content

ISO 14021 Etiquetas Ecológicas y Declaraciones Medioambientales.
Autodeclaraciones Medioambientales (Etiquetado Ecológico TipoO II)

Esther Martínez Pardo
Certificación de Sistemas

Como la propia norma indica la proliferación y desarrollo de las declaraciones medioambientales ha creado la necesidad de elaborar normas de etiquetado ecológico que tengan en cuenta todos los aspectos relevantes del ciclo de vida del producto.

Dentro del modelo ISO existen varias normas sobre etiquetado ecológico:

  • ISO 14024: ecoetiquetas y declaraciones tipo I: creadas por un organismo independiente que no interviene en el mercado. Implica el desarrollo de un esquema de certificación en el que se hayan definido requisitos ecológicos para un producto y se certifiquen aquellos productos que lo cumplan.
  • ISO 14021 ecoetiquetas y declaraciones tipo II: son autodeclaraciones que hacen los propios fabricantes de aspectos muy concretos de su producto: por ejemplo: “% de material reciclable”
  • ISO 14025 define declaraciones y ecoetiquetas tipo III: el cliente elabora una  Declaración Ambiental del Producto (DAP) que da información cuantitativa muy detallada basada en indicadores sobre el producto (desde el diseño hasta el residuo: ACV). La DAP se elabora tras hacer un ACV (análisis de ciclo de vida) del producto y debe  existir unas Reglas de Categoría de Producto (RCP)

Como elementos clave de esta norma podemos destacar los siguientes:

  1. Contienen unos requisitos específicos como por ejemplo: deben ser precisas, estar fundamentadas y verificadas, deben indicar claramente si aplican a un producto, a uno de sus componentes, a un envase e incluso a un servicio, entre otros.
  2. Utilización de símbolos para realizar las declaraciones medioambientales: es opcional y debe expresar la implantación de un sistema de gestión medioambiental.
  3. Pueden usarse símbolos específicos, actualmente solo se incluye el bucle de Möbius y puede utilizarse para referirse al producto o al envase.

Por tanto, esta norma ISO se convierte en una opción interesante para los clientes que quieren destacar determinadas características concretas de su producto (p.ej. reciclado, reciclable…).